Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘mujer’

Henry Cotton fue uno de los golfistas ingleses más famosos del siglo XX, que le dio a este deporte (considerado como una afición de ricos) un prestigio y una elegancia que aún hoy perdura.

Web de Henry Cotton

Web de Henry Cotton

El maestro“, como se le llamaba, decidió aprovechar la coyuntura que su éxito le brindaba y creó una colección de prendas, de inspiración angloamericana, que le sirvió de reconocimiento internacional gracias a la creación un abrigo con un tejido especial y piel que llegó a ser distintivo de la firma.

Actualmente, Henry Cotton es una firma de moda italiana, tanto para hombre como para mujer, que lleva por bandera el estilo sport chic o casual wear. La marca, siempre elegante y más ahora en época estival, posee una completa línea de prendas en algodón (pantalones, americanas, cazadoras, parkas, polos, blusas, camisetas, faldas), en punto y ligeros vestidos estampados para combatir el calor.

Sus colores fetiche son los beige, marrones, rojos, marinos y por supuesto, el blanco característico de la firma armoniza el conjunto.

Un estilo elegante a la par que moderno para todas las edades.

Read Full Post »

El miércoles en la pasarela Cibeles dejó muy buen sabor de boca a los asistentes. Comenzó Alma Aguilar, que transformó su desfile en un paseo por una gran ciudad de noche. Presentó propuestas muy juveniles y desenfadadas, con un carácter muy urbano. Vestidos o muy cortos o muy largos y muchos volantes han sido la línea predominante de su colección. En pantalones todo vale, tanto pitillo como anchos con un denominador común, siempre de talle alto. Los petos vaqueros de la diseñadora fueron la novedad de la colección. Los materiales utilizados el tercipelo, denim, algodón envejecido y algo de charol en azules, maquillaje o blanco roto. Aguilar enriquece así la moda más casual en un desfile largo para dar cabida a todas las tendencias, en la que mezcla el ‘look neohippie’ y ultrafemenino.

Ailanto se decidió por la ciudad de Nueva York a finales de los setenta para presentar su desfile. Iñaki y Aitor Muñoz muestran también a una mujer urbana y activa. Los diseñadores le conceden especial importancia a la cintura y los hombros, elevando los talles y ampliando las mangas con colores muy llamativos y alegres estampados.

Una imagen del desfile de Javier LarrainzarLarrainzar apuesta por los vestidos como pieza clave de su colección, o por encima de la rodilla o largos con amplia variedad de escotes. Las faldas también tienen su protagonismo, en diferentes modelos. El diseñador juega con el color de una manera magistral, que van desde el fucsia al blanco pasando por diferentes estampados. Elegancia y calidad en prendas que recuerdan a la sastrería más tradicional.

La diseñadora mallorquina Carmen March nos lleva al mundo natural con una colección muy elegante: minifaldas, minivestidos, drapeados, líneas abullonadas, talle alto, lazos y chaquetas con mucho volumen son las estrellas de su desfile. Los colores azules, grises, granates y morados, que recuerdan al otoño. Organza o paños de lana son los tejidos más utilizados por la modista.

El perfume de Pandora es el título que la diseñadora catalana Lydia Delgado ha utilizado para su colección, que rebosa exquisitez de vestidos sencillos y minimalistas que llevan su propio nombre, por un lado, y que contrata con la riqueza de tejidos y dibujos de inspiración oriental. Un paleta de colores muy sugerente, que van desde los más discretos (gris, negro o blanco) a los más llamativos (amarillos o fucsias). La catalana mostró a una ‘Shanghai Girl’, dio un aire asiático a la colección, sobre todo en cuanto a su delicadeza.

Como si de una colección nipona se tratase, Amaya Arzuaga produce magia en la pasarela, de hecho, su colección se llama Abracadabra. Hombros muy marcados, pantalones con grandes volúmenes poliédricos, punto XXL, faldas cortísimas, texturas armadas.

La diseñadora brasileña Gloria Coelho, fue la invitada especial de la Pasarela Cibeles y no defraudó. Presentó una colección llena de espíritu sesentero y excentricidad, o lo que ella misma define como nuevo estilo ‘clásico’. Su colección es un homenaje a la fotógrafa norteamericana Diane Arbus. Los materiales utilizados han sido pieles, pelo, tul, y tejidos tecnológicos. Abrigos enormes encima de minivestidos en gris, negro, teja y blanco.

Read Full Post »

La Pasarela Cibeles abrió de nuevo sus puertas ayer para acoger una nueva edición (la 47) de las tendencias de moda en España para el próximo otoño-invierno, que este año dejó el parque de El Retiro y se mudó al Campo de las Naciones.

Varios modelos del desfile de Victorio y Lucchino

La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada fue la encargada de abrir la pasarela española más internacional, en la que mostró su continua investigación de formas y nuevos volúmenes, a base de rosas y naranjas muy ácidos. En su colección se unen leggins con pantalones anchos o camisolas con tops elásticos. Un colección bastante comercial para la diseñadora, que utiliza prendas mucho más ponibles en tejidos como la lana, el algodón o el fieltro.

Jesús del Pozo mezcló a la perfección la épica caballeresca con una estética futurista en tonos tierra y morados. El creador buscó la asimetría en la riqueza de los tejidos, clave de su colección. En cuanto a las prendas, cortes muy rectos y líneas depuradas. Una colección muy austera que contó con la presencia del modelo Jon Kortajarena, que vistió un pantalón pitillo y chaqueta metalizada.

Tras Jesús del Pozo, le tocó el turno a Juan Duyos, que presentó Teorema, una colección inspirada en el mundo de las matemáticas, ya que multitud de figuras geométricas son las que decoran los vestidos del diseñador. Como productos estrella, las chaquetas con hombreras, el pantalón pitillo y los jerseys grandes. Los colores utilizados por este diseñador van desde la gama de los grises a los azules, rojos y verdes más vivos.

Lemoniez recogió el testigo con vestidos envolventes y grandes collares que rinden homenaje a la mujer de Kenia. En su colección, sin duda, el protagonista es el color. No obstante, también se hizo referencia a la arquitectura contemporánea, las construcciones geométricas o la pintura abstracta en combinaciones con diferentes volúmenes.

Multitudinario desfile el del diseñador Ángel Schlesser. Y lleno famosos. El diseñador presentó a una mujer llena de feminidad y muy elegante, con un protagonismo absoluto del vestido en sus múltiples formas. Variedad de colores también en el desfile, que van desde el amarillo al negro pasando por los verdes o rosas, y en los tejidos utilizados: organza, raso, satén combinados con tweed o paño de lana.

La espectacularidad llegó con los andaluces Victorio & Lucchino, con una colección titulada De Lorca a Bowie. Fueron los primeros en mostrar moda para hombres presentando al auténtico dandy. Los diseñadores dejan a un lado el concepto de volante utilizado años atrás para experimentar con nuevas formas del mismo. Las pinceladas rusas las pusieron lujosos abrigos que mezclan astracán, zorro para remates y piel de leopardo.

Cerró la jornada Elio Berhanyer, con riqueza de tejidos tanto en noche como en su línea sport. El diseñador dejó el listón bien alto, capaz de encontrar el look ideal para un día de lluvia. La elegancia en blanco y negro de Bernhayer puso el punto y final a la jornada.

Read Full Post »

Un caballero siempre cede su chaqueta a la mujer que lo acompañaA veces nos cuesta trabajo comportarnos como caballeros porque pensamos que ya no se lleva o que haremos el ridículo delante de los demás. Incluso  llegamos a asociar la palabra con una serie de actos y reglas tontas hechas sólo para personas estiradas. Y no es sólo cuestión de vestimenta. Etiqueta, modales o caballerosidad se ven como una barrera social, como algo que sólo a los de nariz levantada les interesa y no a nosotros, personas comunes y corrientes. La caballerosidad no es cultura, sino educación. A las mujeres nos sigue gustando que un hombre tenga gestos, detalles que denotan que se nos presta atención.

Si usted ha perdido la costumbre, vuelva a recuperarla a través de estas sencillas normas.

  • Un caballero recuerda las fechas, los lugares, es puntual.
  • Un caballero va bien vestido, perfumado, y nunca llega con las manos vacías.
  • Un caballero escucha y es paciente, no le interesa ganar una discusión.
  • Un caballero siempre le abre la puerta a una señora, le cede el asiento, el paso, la ayuda a quitarse el abrigo o a cargar cosas. El hecho de que lo hagan no implica que las mujeres sean inferiores, sino que son más elegantes.
  • Un caballero siempre habla bien de la mujer con la que tuvo su última relación amorosa.
  • Tenga en cuenta el dicho: “A una mujer no se le pregunta a donde va, de donde viene ni la edad que tiene”.
  • Un caballero no dice groserías en presencia de menores, de mujeres o de personas mayores.
  • Un caballero no monta un escándalo cuando le rechazan la tarjeta, ofrece otro método de pago o trata de solucionar el problema de forma razonada.
  • Un caballero siempre apaga su teléfono móvil al entrar a una conferencia, clase, reunión o ceremonia.
  • Un caballero no aparca en medio de la raya que marca cada plaza de parking, en espacios reservados para minusválidos u otros usos especiales, y abre la puerta con cuidado para no golpear el coche de al lado.
  • Un caballero siempre paga sus deudas o apuestas de juego.
  • Un caballero siempre utiliza las palabras comodín en toda relación social: “por favor”y “gracias”.
  • Cuando llega tarde a una ceremonia o al teatro espera el momento oportuno para entrar y trata de molestar lo menos posible a quienes se encuentran ya sentados.
  • Si no sabe idiomas no trata de aparentar que domina una lengua.
  • Un caballero siempre piensa antes de hablar y nunca interrumpe a los demás.
  • Cuando alguien le ataca verbalmente, le contesta con elegancia, inteligencia y sin agresividad.
  • Un caballero sabe decir frases como: “No se, no he leído ese libro”, “no conozco ese autor” o “no he visto esa película”.
  • Un caballero no se queja de su situación financiera ni habla del precio de las cosas. Lo que ha costado su traje, lo que ha costado el vino que sirve, etc.
  • Un caballero acepta una disculpa y sabe ofrecerla cuando es necesario.
  • En presencia de personas que hablan otro idioma, un caballero no habla mal o se burla de ellos.
  • Un caballero habla en voz baja y con prudencia en lugares públicos.
  • Un caballero presenta a dos personas mediante cumplidos.
  • Un caballero se queja de la manera correcta.
  • Un caballero nunca se alegra de los errores ajenos, porque supone que la persona que ha errado lo último que necesita es su burla.

Pueden parecer muchas, pero utilizando sólo una seguro que tendrá un bonito gesto de agradecimiento. Y usted, ¿cree que falta o sobra alguna? ¿cree que es anticuado o que la caballerosidad nunca pasa de moda?

Read Full Post »